Ejercicios cognitivos para mejorar la atención dividida

¿Qué es la atención dividida?

La atención dividida es la capacidad de atender a más de un estímulo a la vez. La posibilidad de atender a diferentes estímulos o tareas al mismo tiempo, y así, dar respuesta a las múltiples demandas del ambiente. 

atencion dividida ejercitar

¿En qué actividades cotidianas necesitamos la atención dividida?

Hablar por teléfono y estar haciendo otra tarea al mismo tiempo. Cocinar mientras escuchas la radio. A diario son muchas las ocasiones en las que mantenemos la atención dividida. En el ámbito académico, se necesita atender a lo que dice el profesor, al mismo tiempo que se mira a la pizarra y se toman apuntes. Nos encontramos continuamente con situaciones en las que ponemos en práctica la atención dividida.

En el ámbito laboral, es todavía más manifiesto. Imagina por ejemplo la tarea de un camarero, que está atendiendo a unos clientes que se acaban de sentar, mientras limpia la mesa. Luego camina con la bandeja llena hasta la barra, manteniendo el equilibrio y escuchando a otros clientes de la mesa 12, que le piden la cuenta. Sin por supuesto olvidarse de la comanda de la mesa 8.

Dicen que la multitarea es el enemigo de la productividad, y es que, al dividir la atención, se reduce el rendimiento o la eficiencia de las acciones que se están realizando a la vez. Lo cierto es que realizar correctamente cualquier tarea que implique más de una actividad perceptiva, motora o cognitiva al mismo tiempo, depende directamente de nuestra capacidad de atención dividida. 

¿Cuándo puede estar afectada?

En casos de deterioro cognitivo, en un Trastorno con Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), tras un Ictus, un traumatismo craneoencefálico (TCE), también en enfermedades mentales (esquizofrenia, depresión…), en discapacidad intelectual… Son varios los perfiles de pacientes en los que podemos detectar un déficit de atención.

El neuropsicólogo realiza una valoración de las funciones cognitivas, con test y escalas de evaluación, para determinar qué áreas son las más afectadas y son susceptibles de tratamiento. Una vez determinados los objetivos terapéuticos, se establecen las actividades y ejercicios específicos para la rehabilitación cognitiva. La práctica y el entrenamiento cognitivo puede mejorar nuestra atención dividida, y como consecuencia, la capacidad para llevar a cabo más de una actividad simultáneamente.

¿Cómo diseñar una sesión para trabajar la atención dividida?

Utilizando un software profesional para la Rehabilitación Cognitiva, podrás disponer de un amplio abanico de ejercicios para trabajar la atención. En Rehametrics hemos diseñado ejercicios de atención divida, atención selectiva, atención sostenida e inhibición. Veamos algunos ejemplos:

En este ejercicio de atención dividida tienes que fijarte en ambos lados de la pantalla. En el lado izquierdo, tienes que elegir las figuras que tengan la misma forma que la figura que aparece justo arriba. A la derecha, tienes que elegir las figuras que tengan el mismo color que la que aparece justo arriba. Esta tarea nos está exigiendo prestar atención por un lado a las formas y por otro lado a los colores.

Otro ejercicio de atención selectiva audiovisual, puede ser este en el que se te indica: «Si ves el botón de saltar, púlsalo. Si no lo ves, selecciona la imagen que se te solicita». Entonces escuchas la palabra: LIMÓN. ¿Cuál crees que sería la acción correcta? Deberíamos pulsar el botón de saltar y no seleccionar el limón.

En este otro ejercicio, similar al anterior, se presentan varias palabras y se indica: «Si ves el botón de saltar, púlsalo. Si no lo ves, selecciona la palabra que se te solicita». Entonces escuchas la palabra: ALICATES. Encuentras que esa palabra está entre el listado, pero tienes que prestar atención a que también aparece el botón de saltar y en este caso la respuesta correcta sería pulsar ese botón.

Estos son sólo algunos ejemplos, en Rehametrics podrás encontrar muchos más y lo mejor es que pueden personalizarse totalmente para adaptarlos al nivel más adecuado para un paciente concreto. Por ejemplo, podemos reducir o ampliar el número de estímulos que se presentan, limitar o aumentar el tiempo disponible para responder, añadir distractores, etc.

¿Es posible un ajuste automático de la dificultad?

Sí, el software profesional de Rehametrics realiza automáticamente un ajuste de la dificultad del ejercicio, en función del desempeño que realiza el paciente. Este ajuste automático se puede variar en cualquier momento por parte del terapeuta, incluso durante la sesión podemos subir o bajar la dificultad de la tarea, así como aumentar o disminuir tiempos de ejercicio.

Además el software registra fallos, aciertos, tiempos de respuesta, etc, que puedes consultar e imprimir en forma de INFORME COGNITIVO. De esta manera tan sencilla, podrás realizar análisis comparativos de la evolución del paciente, analizar en qué áreas presenta mayor dificultad, en qué ha mejorado… En definitiva, te permitirá objetivar la terapia. También es una herramienta ideal para llevar a cabo estudios clínicos.

Si eres profesional sanitario (neuropsicólogo, terapeuta ocupacional, logopeda, médico rehabilitador…) y te gustaría contar con una herramienta para la Rehabilitación Cognitiva…

¡NO DUDES EN CONSULTARNOS!

Ir arriba