actividades envejecimiento activo

Envejecimiento activo

Envejecimiento activo

actividades envejecimiento activo

¿Te gustaría probar la tecnología Rehametrics?

Una vez más, comenzamos la semana con una nueva entrada. Esta vez, la entrada está dedicada al envejecimiento activo. Aunque es un concepto que muchos profesionales de la salud han oído más de una vez, siempre es bueno repasarlo y ver en más detalle sus orígenes y el motivo por el que surge.

Como veremos más adelante, el concepto del envejecimiento activo cobra mayor importancia porque la población mundial está cada vez más envejecida. Si un porcentaje cada vez mayor de nuestra población será mayor de 60 años, es sumamente importante que ese segmento de nuestra sociedad se mantenga lo más saludable posible. Como muchos sabréis, a partir de los 60 años de edad muchas personas tendrán un mayor riesgo de padecer de una (o múltiples) patologías crónicas y, son justamente estas personas las que probablemente harán un mayor uso de los distintos sistemas de salud. Es por eso que el envejecimiento activo no es una moda pasajera sino, todo lo contrario, es algo muy necesario hoy en día. Como veremos, aporta muchos beneficios a las personas que lo practican tanto a nivel físico, como cognitivo.

¿Qué es el envejecimiento activo?

Como en otras entradas, siempre es muy útil empezar a tocar un tema con una definición. Así que, ¿qué es el envejecimiento activo?

El concepto del envejecimiento activo fue impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Inicialmente, las bases de lo que sería este concepto ya aparecen en el Plan de Acción Internacional de Viena presentado en 1982. Sin embargo, este nuevo enfoque sobre el envejecimiento se consolida durante la década de los años 90 del siglo pasado. De esta forma, la OMS define el envejecimiento activo como:

…el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen…. Permite a las personas realizar su potencial de bienestar físico, social y mental a lo largo de todo su ciclo vital y participar en la sociedad de acuerdo con sus necesidades, deseos y capacidades….

Además, se habla de cuatro aspectos fundamentales:

  • Salud (física y mental).
  • Participación en la sociedad.
  • Seguridad.
  • Aprendizaje durante toda la vida.

Sin embargo, el primero aspecto tendrá un gran impacto en los otros tres. Esto hace prioritario preservar la salud de las personas mientras envejecen.

Beneficios del envejecimiento activo

Pero, ¿cuáles son los beneficios del envejecimiento activo?

Desafortunadamente, es muy común que conforme las personas envejezcan se vuelvan menos activas. Una encuesta llevada a cabo en los años 90, mostraba que solo un 18% de la población entre 65 y 75 años de edad se mantenía activa físicamente. Y esta proporción se reducía al 15% para aquellas personas entre los 75 y 85 años de edad. Sin embargo, distintos estudios han demostrado evidencia que los adultos mayores más activos físicamente -en comparación con los menos activos- tenían:

  • Tasas más bajas de mortalidad, cardiopatía coronaria e hipertensión
  • Mejora en las funciones cardiorespiratorias y musculares. También se veía una mejor masa y composición corporal.
  • Mejora en la salud ósea
  • Menor riesgo de caídas
  • Mejor conservación de las funciones cognitivas
  • Menor riesgo de limitaciones funcionales moderadas y graves
  • Mejor calidad del sueño
  • Ayuda a mantener un peso saludable y controla el estrés
  • Favorece la socialización

Como se puede ver, esto confirma lo que comentábamos en la sección anterior: la salud física tiene un gran impacto en todos los aspectos fundamentales del envejecimiento activo.

Actividades para el envejecimiento activo

En general, hay múltiples tipos de actividades para el envejecimiento activo. Lo que sí que es importante es que éstas ayuden a las personas mayores a mantenerse activos desde una perspectiva tanto física como cognitiva. Además, estas actividades también pueden servir para favorecer la socialización e incluso para aprender cosas nuevas. Eso sí, también es necesario diferenciar entre actividades que pueden realizarse sin un profesional sanitario de aquellas que sí pueden involucrarlo. Por supuesto, ambos tipos de actividades son perfectamente complementarias ya que una no excluye a la otra. Al contrario, los beneficios de un envejecimiento activo serán mayores mientras más activos seamos. En esta sección veremos algunas actividades que se pueden realizar por nuestra cuenta y otras, que requieren de la monitorización de un profesional de la salud.

Juegos de mesa: estimulan la agilidad mental y favorecen la participación social.

Practicar deporte: promueve un buen estado de salud físico y cognitivo, entre otras cosas.

Talleres y cursos: promueven el aprendizaje y ayudan en el mantenimiento cognitivo o físico (dependiendo de la actividad).

Plataforma de estimulación física y cognitiva: permite una monitorización detallada por un profesional para mejorar aspectos físicos y cognitivos.

Actividades para personas mayores en casa

Finalmente, veremos los principales beneficios de realizar actividades para personas mayores en casa (o en un centro asistencial) enfocadas hacia el envejecimiento activo y dirigidas por un profesional de la salud. Como ya hemos visto en otras entradas, la plataforma software de rehabilitación Rehametrics contiene más de 210 ejercicios tanto físicos como cognitivos. Estos ejercicios pueden ser programados desde cualquier ubicación por (uno o varios) profesionales de la salud. Además, pueden ser personalizados de acuerdo a las necesidades de cada usuario, modificando la dificultad y la duración de cada una de las tareas programadas. Por otra parte, los profesionales de la salud pueden diseñar planes de estimulación física y cognitiva que prioricen aquellas funciones que más estimulación necesiten.

Además, otra de las grandes ventajas de utilizar este tipo de tecnología es que permiten una monitorización detallada por parte de los profesionales sanitarios para objetivar lo conseguido por los pacientes durante el proceso de rehabilitación independientemente de dónde se lleven a cabo las sesiones: en casa o en un centro de salud. Los profesionales de la salud podrán modificar los tratamientos pautados a los usuarios desde cualquier ubicación en la que tengan acceso a Internet.

Ir arriba