El problema de las listas de espera en sanidad

Las listas de espera son actualmente un síntoma del exceso de demanda frente a la oferta de los servicios.

Su gestión busca priorizar el acceso a los servicios escasos para las personas que más los necesitan. Es de uno de los indicadores que mide el funcionamiento y resultado del sistema de salud.

Este concepto constituye un sistema de interacciones en el que intervienen muchos actores y donde las respuestas únicas no son suficientes. Hay muchas listas de espera distintas, estas dependen de la gravedad de la patología, el servicio de salud, el hospital, la oferta asistencial, los criterios de medición, la comunidad o ciudad, etc.

Desde hace varios años, el tiempo de espera de los pacientes se considera uno de los principales problemas en el sistema sanitario. Además, la Covid ha agravado la situación y los tiempos se han alargado perjudicando notablemente la lista de pacientes en espera en rehabilitación.  

Como consecuencia, las personas con patologías físicas o cognitivas han empeorado durante la pandemia y la interrupción de los tratamientos ha alargado el tiempo de espera.

Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), destacó en una entrevista “los efectos dramáticos” de la situación Covid y afirmó que cuatro de cada diez pacientes han desarrollado nuevas patologías al no tener un seguimiento médico-profesional.

Por otro lado, el presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), Víctor Mayoral, subrayó que la lista de espera por cefaleas o lumbalgias es más de un año, aun siendo una de las causas más comunes de baja o incapacidad laboral.

En estos momentos, frente a la actual situación y problemática, implementar nuevas medidas en los servicios sanitarios para paliar la situación es una prioridad.

Dentro de estas medidas cuyo objetivo es reducir la espera de los pacientes, aspectos como la planificación, el diagnóstico, la organización y la gestión, son claves para controlar y optimizar los tiempos.

Atiende a más pacientes y reduce las listas de espera

Rehametrics pone a disposición del sistema sanitario el software profesional de ejercicios de rehabilitación física y cognitiva que consigue aumentar el alcance de la rehabilitación y reducir los tiempos sin necesidad de aumentar costes.

El uso de este sistema permite al profesional atender a más pacientes y llevar un seguimiento detallado de cada uno de ellos a través de informes clínicos que el propio software genera. De esta forma, el terapeuta puede dedicar más tiempo a los usuarios dependientes, mientras que los más autónomos pueden realizar sus sesiones de forma más independiente. La plataforma mide, almacena y analiza la evolución de los pacientes con los datos recogidos en las sesiones realizadas.

Por otro lado, dispone de múltiples ejercicios basados en la realidad virtual y cuenta con la opción de Telerehabilitación, lo que dota de independencia y flexibilidad tanto al profesional como al usuario.

Con esta opción de rehabilitación en casa es posible comenzar un nuevo plan de tratamiento para pacientes y reducir la lista de espera. Además, también permite dar continuidad a los tratamientos de las personas que ya están en proceso de recuperación y obtener mejores resultados clínicos.

Por último, cabe destacar que los resultados obtenidos en uno de los últimos estudios llevado a cabo en personas con diferentes patologías, tanto físicas como cognitivas, señalan que la rehabilitación con Rehametrics permite obtener mejores resultados clínicos en los usuarios, y, además, es capaz de mejorar la experiencia del usuario y aumentar su motivación.

En esta investigación donde se trabajaron áreas como la atención, la percepción, el lenguaje, la velocidad de procesamiento, la autonomía, la memoria y las funciones ejecutivas, se identificaron diferencias significativas entre los resultados obtenidos con los pacientes de rehabilitación tradicional y los que realizaron sus sesiones con Rehametrics. Los mejores resultados de rehabilitación cognitiva se obtuvieron en este último grupo.

Del mismo modo, respecto a los resultados con pacientes en procesos de rehabilitación física que realizaron sus sesiones con este sistema, se encontraron mejoras notables en el equilibrio, en el inicio de la marcha y en las Actividades de la Vida Diaria (AVD).

Los hospitales y centros sanitarios donde se llevó a cabo este estudio, plantearon la redistribución de los recursos destinados a la rehabilitación con el fin de atender a más pacientes.

Ir arriba