atencion-selectiva-ejercicios

Atención selectiva

Atención selectiva

atencion-selectiva-ejercicios

¿Te gustaría probar la tecnología Rehametrics?

Una vez más, continuamos repasando las principales funciones cognitivas, como hicimos en las últimas entradas. Esta vez, analizaremos en más detalle otro de los tipos de atención que usamos diariamente: la atención selectiva. Al igual que en ocasiones anteriores, en este artículo definiremos en más detalle en qué consiste este tipo de atención para luego empezar a repasar de qué forma se puede recuperar, entre otras cosas.

Pero, primero empecemos con una definición. Normalmente se dice que la atención selectiva es la capacidad para fijarse o seleccionar un estímulo a pesar de la presencia de distractores. Esta capacidad requiere que nuestro cerebro intente desatender a los estímulos ya conocidos para no prestarles atención consciente. De esta forma, podemos centrar el foco atencional en una única actividad o tarea. Pero, ¿qué propiedades pueden tener los estímulos distractores que pueden afectar nuestra atención selectiva? Obviamente, la similitud entre el estímulo al que queremos prestar atención y el distractor o la proximidad espacial entre ellos, tendrán un efecto directo en nuestra atención. En ambos casos, mientras más similares y cerca estén entre ellos, más se podrá ver afectada nuestra capacidad de filtrar el distractor.

Diferencia entre atención sostenida y selectiva

Sabemos que existen distintos tipos de atención, pero, ¿cuál es la diferencia entre la atención sostenida y selectiva? Si recordamos lo que vimos la semana pasada, la principal diferencia entre los dos tipos de atención antes mencionados es la capacidad que nos da la atención selectiva de focalizarnos en un estímulo o actividad a pesar de estar en la presencia de distractores. En otras palabras, la principal diferencia entre estos tipos de atención es que uno se centra en mantener la atención por un periodo de tiempo largo (atención sostenida) mientras que el otro nos permite mantener la atención en un elemento o actividad en particular, aunque nuestro entorno nos pueda distraer (atención selectiva).

Sin embargo, ¿cuál de ellas es más importante? Cada tipo de atención tiene una función distinta que nos permite realizar todo tipo de actividades. Por lo tanto, todos los tipos de atención son importantes. El deterioro de alguno de ellos afectará a otros tipos de atención. Este es el caso, por ejemplo, de la atención sostenida. Si este tipo de atención se ve afectado, también se podría deteriorar nuestra atención selectiva porque para ésta necesita que la persona tenga la capacidad de focalizar su atención.

Ejercicios de atención selectiva

Al igual que para otros tipos de atención, existen estudios clínicos que demuestran que la estimulación cognitiva puede mejorar la atención selectiva. Es por eso que realizar actividades que “usen” la atención con cierta frecuencia puede ser muy beneficioso para nosotros.

En Rehametrics, de entre nuestros más de 140 ejercicios cognitivos, contamos con más de veinte diseñados para estimular la atención. Entre los que pueden usarse para estimular la atención selectiva específicamente, encontramos:

Atención selectiva: en estos ejercicios aparecerán varios tipos de estímulos repetidos en pantalla. Entre los estímulos utilizados tenemos:

  • objetos reales
  • formas geométricas
  • letras
  • palabras
  • pseudopalabras
  • sílabas
  • letras

También aparecerán, entre los estímulos repetidos, otros que no se repiten. El paciente deberá buscar seleccionar estos últimos antes de que termine el tiempo asignado para ello. En total, hay ocho ejercicios diseñados para trabajar la atención selectiva.

Además, nuestros ejercicios de atención dividida también pueden usarse con otros tipos de atención. El hecho de tener que realizar dos o más tareas de forma simultánea (lo que nos permite hacer la atención dividida) también servirá para reforzar nuestra atención selectiva. Así pues, también disponemos de estos ejercicios que trabajan la atención dividida desde una perspectiva motora o cognitiva.

Mejorando la atención selectiva con ejercicios

Tal como comentamos en el párrafo anterior, trabajar la atención con cierta frecuencia puede resultar muy beneficioso para los pacientes. Y es justo en esto en lo que Rehametrics puede ser muy útil tanto para los pacientes como para los profesionales de la rehabilitación. Usando los ejercicios cognitivos disponibles en nuestra plataforma software, se puede aumentar la frecuencia de las sesiones de rehabilitación cognitiva y la duración de cada una de ellas, asegurándonos que cada paciente recibe el tratamiento que necesita.  

Además, los más de 140 ejercicios cognitivos disponibles permiten diseñar planes de rehabilitación cognitiva totalmente personalizados para cada paciente. De esta forma, es posible ofrecer una rehabilitación cognitiva motivante, de calidad y que, además, pueda ajustarse a las necesidades de cada paciente, independientemente de dónde se vayan a completar las sesiones pautadas. Si juntamos todas las ventajas que ofrece Rehametrics, vemos que es posible mejorar la atención selectiva con ejercicios cognitivos en formato software de una forma muy efectiva. Por otra parte, en este link podréis acceder a las referencias de varias publicaciones que detallan cómo el uso de Rehametrics resultó beneficioso para distintos tipos de pacientes desde una perspectiva tanto física como cognitiva.

Ir arriba