Rehabilitación para personas con deterioro cognitivo ​

Deterioro cognitivo

Se entiende por deterioro cognitivo la fase de declive de las funciones cognitivas leve, ya sea debido a las alteraciones del proceso natural del envejecimiento o a otros factores. En general el deterioro cognitivo leve no afecta a las actividades diarias, es un paso previo a la demencia.

La pérdida de memoria y habilidades son los síntomas más comunes del proceso de deterioro cognitivo.

Las personas mayores con deterioro cognitivo presentan un alto riesgo de sufrir caídas debido a las alteraciones entre parámetros de la marcha y funciones cognitivas.

Principales causas del deterioro cognitivo

El envejecimiento es la principal causa del deterioro cognitivo, aunque no es la única. Existen diversos factores como los neuropsicológicos o genéticos que influyen a la hora de padecer este problema.

Por otra parte, los hábitos de vida también aumentan el riesgo de experimentar cambios cognitivos si no son los correctos. Algunos de ellos pueden ser:

• Obesidad
• Tabaquismo
• Nivel educativo bajo
• Depresión
• Colesterol elevado
• Poca interacción social

Tipos de deterioro cognitivo

Deterioro cognitivo leve: esta situación se da cuando aparece un deterioro leve de la memoria. Sin embargo, no afecta a las actividades de la vida diaria. En estos casos, el paciente puede llevar una vida totalmente normal y autónoma.

Demencia leve: en esta fase las actividades del día a día comienzan a resentirse levemente. En estos casos, el paciente comienza a olvidar cosas o nombres y puede presentar algunos cambios conductuales. 

Demencia moderada: la alteración de muchas de las funciones diarias ya son evidentes en este nivel. Aparece la dificultad de comprensión, de aprendizaje, errores en el cálculo, ansiedad, depresión e incluso conductas agresivas. 

Demencia grave: en muchos de los casos de demencia grave la comunicación con el paciente es casi imposible. En este extremo, aparece la pérdida total de memoria y la persona ya es totalmente dependiente.

Prevención y tratamiento del deterioro cognitivo

No siempre se puede prevenir el deterioro cognitivo. No obstante, existen hábitos que pueden ayudar a prevenirlo y a mantener una calidad de vida con el paso de los años:

• Evitar el tabaco y el consumo del alcohol
• Hacer ejercicio o practicar regularmente algún tipo de actividad física
• Interactuar con personas
• Respetar las horas de sueño
• Estimular la mente con juegos de entretenimiento o específicos para ello

Existen también distintos procesos terapéuticos cuyo objetivo es mejorar el déficit cognitivo derivado de lesiones o enfermedades que afectan al cerebro.

La rehabilitación cognitiva se refiere a la recuperación de funciones y habilidades cognitivas. Rehametrics cuenta con múltiples ejercicios de rehabilitación cognitiva con diferentes niveles de dificultad y de personalización que permiten al profesional adaptar planes de tratamiento en función de las capacidades de cada paciente.

Rehametrics es el software de rehabilitación física y cognitiva que mejora los resultados clínicos en diferentes áreas. De forma concreta, en cuanto a la rehabilitación cognitiva, el sistema se focaliza en distintos objetivos clínicos: atención, memoria, percepción, lenguaje, funciones ejecutivas y actividades de la vida diaria.

Ir arriba